Toñi Puertas Moreno - Doctoralia.es

¿Eres ecuánime? o … ¿te ahogas en un vaso de agua?

¿Qué es la ecuanimidad? La ecuanimidad es la imparcialidad de juicios, una persona ecuánime, es una persona con una actitud constante y equilibrada.

Veamos esto más despacito:

La realidad es neutra y los problemas no existen.

Vais a pensar que esta frase es una locura… pero te ruego sigas leyendo.

Todas las cosas y sucesos  están interconectadas, en este mundo nada ni nadie está aislado.

Esta profunda interconexión  de todo, implica que lo que llamamos bueno o malo en el fondo es una etiqueta, o una ilusión, eventos que analizamos y sentimos desde una perspectiva limitada y por lo tanto solo son ciertas relativa y temporalmente.

Veamos esta fábula: “El granjero ecuánime”

Un granjero tenía sólo un caballo. Un día el caballo se escapó.

Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

Unos días después su caballo volvió con veinte caballos salvajes. El hombre y su hijo metieron a los 21 caballos en el corral.

Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una muy buena noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

Uno de los caballos salvajes golpeó al único hijo del granjero, rompiéndole sus dos piernas.

Todos los vecinos llegaron diciendo, “Lo siento tanto. Esta es una muy mala noticia. Debes de estar muy molesto”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

El país entró en guerra, y todo hombre joven y en buena condición física fue reclutado para luchar. La guerra fue terrible y mató a todos los hombres jóvenes, pero el hijo del granjero se salvó, ya que sus piernas rotas evitaron que fuera reclutado.

Todos los vecinos llegaron diciendo, “¡Felicidades! Esta es una gran noticia. Debes de estar muy feliz”. El hombre simplemente respondió, “Ya veremos”.

La vida es así, a veces de repente te echan del trabajo, lo podemos ver como una mala suerte, o igual te siente obligado a reinventarte y al final es buena suerte, pues puede tomarlo como una oportunidad, para seguir tu camino en la vida y salir de un trabajo que quizás estabas puteado.

Te deja tu pareja… y todo el mundo..Ohh  pobrecit@.., a saber qué tipo de relación tenías…igual te das cuenta que eres muy dependiente y a ver cuándo te enteras que las relaciones funcionan desde el desapego, y vas aprendiendo de estas bofetadas.

En la vida pasan cosas terrible, hay personas que se le han muerto hijos, padres  ,ya no te digo de los países que están en guerra, pero lo que es cierto que pase lo que pase siempre hay algo de lo que podemos aprender, y con el paso del tiempo y un proceso de duelo en la mayoría de los casos  nos decimos “madre mía como me ha transformado esta experiencia” , e incluso muchas veces hasta nos podemos sentir agradecidos a esta experiencia porque nos hace despertar y ver la vida con otros ojos.

De nada sirve compadecerse de la mala fortuna, ni alegrarse en demasía de la buena, pues ambas son pasajeras. Vienen y van. Vivimos en una constante incertidumbre, por ello, no des nunca por sentada una condición o estado de las cosas en tu vida.

Lo que en apariencia era malo o contrario a nuestros intereses, con el tiempo resulta ser bueno o favorable a nuestros intereses. De lo malo nace lo bueno, de lo bueno nace lo malo.

No pierdas el tiempo juzgando tu vida, simplemente vívela.

Disfruta de la vida a pesar de las circunstancias.

La vida es como un puzzle. Lleva tiempo descubrir cómo encajan las piezas, pero encajan.

Por lo tanto la ecuanimidad es ver lo bueno en lo malo y lo malo en lo bueno, entendiendo que no hay ni bueno ni malo, es ver la vida de forma neutra, queramos o  no la realidad es absolutamente neutra, lo que no es neutro es nuestra interpretación subjetiva que la mayoría de las veces está distorsionada por nuestras creencias y conceptos por los que hemos sido condicionados por nuestra sociedad.

¿ Habéis ido a una charla en una conferencia o simplemente a ver una película con vuestros amigos? Al salir unos dicen: “vaya película de mierdaaaa”   y otros: “vaya peliculónnnn”, menuda conferencia mas aburrida…y otro dice : esta conferencia me ha hecho reflexionar.

La película es la misma,  la charla es la misma, pero la interpretación es muy subjetiva, por eso tenemos que intentar interpretar la realidad lo más objetivo posible. Porque la realidad es la misma y la película y la charla  ha sido la misma.

Cuanto mayor es nuestra ignorancia, mayor va a ser la distorsión de la realidad. Y cuanto mayor sea nuestra distorsión, mayor será nuestro sufrimiento.

Los problemas no existen, lo que existen son los procesos, por ej.: te deja tu pareja, eso no es un problema, es un proceso que acaba y empieza otro nuevo proceso y de repente aparece otra persona y vuelves a estar otra vez en pareja, con lo que empieza otro proceso. El problema lo creamos cuando luchamos contra ese proceso, cuando nos quejamos o sufrimos por ese proceso. Las personas que están en la ecuanimidad, entienden que la vida es un proceso y que lo que marca la diferencia no es cambiar la realidad o el proceso es cambiar nuestra actitud ante el proceso.

Os recomiendo este libro, que para mi tendría que ser lectura obligatoria en la escuela.

Toñi Puertas.

” El hombre en busca de sentido”  de Viktor Emil Frankl, que  fue un neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la logoterapia. Sobrevivió desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau

Deja un comentario

Categorías