Terapia de vidas pasadas. (TVP) - Toñi Puertas

Terapia de vidas pasadas. (TVP)

Como psicóloga no puedo probar ni se ha probado aún la existencia de vidas pasadas.  Pero yo parto de mi aceptación de la reencarnación.

La TVP es una técnica psicoterapéutica, es una terapia del alma. Es la curación por el espíritu.

Mi objetivo es curar y  aliviar, a veces lo consigo y otras no, pero sí que me esfuerzo en consolar siempre,  y que mi cliente salga más tranquilo y con la aceptación de su situación.

La TVP está basada en la   reestructuración de  los traumas vividos tanto en esta vida como en vidas anteriores.

¿Qué es un trauma?  Un trauma es el recuerdo de un hecho asociado a una carga emocional . Con el tiempo, el recuerdo desaparece, es olvidado, pero la carga emocional permanece intacta en nuestro subconsciente, y desde allí determina nuestra conducta , nuestra forma de vida y nuestra respuesta a situaciones similares.

Durante la terapia regresiva la persona revive los hechos traumáticos no resueltos y grabados o reprimidos en la memoria subconsciente.

El paciente experimenta su pasado aquí y ahora ¿es esto una fantasía? Puede ser, pero tiene efecto terapéutico.

Con la TVP lo que hacemos es desestructurar el trauma, es decir resquebrajar su estructura, desintegrarla y hacer  desaparecer dicha estructura.  Al desaparecer la estructura antigua, se modifica todo el sistema psíquico y la persona alcanza un estado de comprensión diferente.

(Similar al “Modelo de las estructuras disipativas de Ilya Prigogine” ) premio Nobel  de Química 1977.

Es muy importante hacerle saber al paciente que no es necesario comprender lo que ocurra durante su regresión.  Lo importante es permitir la experiencia, agotar las emociones, sacando fuera todo lo que siente por dentro.

Toda la sesión será grabada , de este modo, podrá oír su propia terapia cuantas veces lo necesite, así podrá digerir más conscientemente las lecciones que su alma le ha mostrado.

El paciente entra en consciencia expandida, que es algo natural en el ser humano, sin dejar de estar en estado de vigilia , eliminando la amnesia existencial.

Para el alma cualquier experiencia del pasado no sanada, no transmutada y transformada en enseñanza de vida, es como si siguiera presente, quizá en otros planos de realidad, pero siguen aquí y ahora, produciéndose un atrapamiento o fraccionamiento de ella.

En definitiva con esta terapia se sana lo no sanado y recuperamos la energía que perdimos en aquellas experiencias traumáticas, al mismo tiempo nos liberamos de las energías negativas , que de algún modo nos bloquean  para seguir fluyendo en nuestra vida diaria.

Toñi Puertas, tu psicóloga en Marbella.

Deja un comentario