Como afrontar una crisis económica.

En estos tiempos de crisis que estamos pasando debido al Covid-19 muchos de nosotros están pasando por una situación de pérdidas económicas muy grande.

Que no te digan que eso no afecta”, la literatura de autoayuda falsa dice que  lo importante, no es lo que está pasando, sino como tú lo procesas, también dice que si tú quieres conseguir dinero el universo va a conspirar para que tú lo consigas. “No te lo creas”, los que dicen eso son los que tienen mucho dinero o se lo han dado sin esfuerzo.

Se pasa mal, SI, pero  no te sientas culpable, es lógico que  te afecte.

 Decir que el dinero no importa es mentira, las facturas hay que pagarlas.

 Las preocupaciones financieras es una de las emociones que  nos distingue de los animales.

Lo importante es que no caigas en un síndrome de indefensión o indefensión aprendida, que no es otra cosa que la sensación de perder las riendas de tu vida.  Es normal que estés preocupado, que estés triste, incluso miedo, pero nunca pierdas la esperanza, siempre se podrá hacer algo para cambiarlo, quizá no ahora pero mañana sí. Hay  que tener  esperanza, pensar que vamos a salir de ésta.

Coges las riendas, aunque te sientas mal y sigue luchando  para salir de ahí a medio plazo.  No olvidemos también, que las crisis económicas impactan en quien las sufre y en los que están a su alrededor,  sobre todo de los niños, estos sí que están indefensos, no te mires solo a ti, los pequeños  también sufren el estrés , así que se fuerte, por ti y por los tuyos.

Por favor, no caigas en una adicción, no busques consuelo en sustancias no convenientes, como puede ser el alcohol, por decir algo, es muy muy normal que ocurra esto.  Haz deporte, despréndete de lo que no sea importante, cambia tu estilo de vida es decir busca algo que te haga de alguna manera salir adelante.

Acepta la ayuda de los demás, y si tienes que tomar una decisión importante como pueda ser por ejemplo vender una casa,  hazlo, pero siempre ten la sensación de dominar tú la situación.

Reinvéntate y valora lo que realmente importa y sobre todo no te sientas culpable, la culpabilidad es paralizadora, no te quedes en casa llorando, es mejor hacerte responsable de la situación para que te surjan nuevas ideas.

Toñi Puertas. Psicóloga en Marbella

Deja un comentario