Observador Bueno & Observador Malo.

Una víctima es una persona que sufre una agresión ya sea física o psicológica, afectando a su cuerpo , mente o ambos a la vez, por otra persona o entidad, que le llamamos victimario o perpetrador.

Cuando una agresión, o simplemente una situación injusta  están creando la figura de la víctima,  siempre hay un observador, ya sea durante o después del suceso.  Pues bien, hay dos clases de observadores:

  • El observador Malo  o impotente, éste recibe la culpa y vergüenza porque siente que podría evitarlo, pero no lo hace ni lo intenta. Simplemente mira a otro lado.
  • El observador bueno, éste siente que no forma parte de eso, pero si se da la ocasión de poder ayudar, lo hará.

Estas situaciones por desgracia es el día a día  de nuestra existencia, y la verdad subyacente a todo esto es nuestra propia supervivencia.  Lo que no es admisible que el observador malo te ataque porque no tienes su postura, se siente en evidencia y sabe que la suya no es la adecuada.

El observador malo,  en el fondo se siente victimario y quiere que tú también lo seas, así se ve menos culpable.

No miremos hacia otro lado, si podemos ayudar, ayudemos, y sobre todo que nadie te confunda, sé tú, y solo tú, una persona libre que actúa desde su consciencia o alma, que ella siempre te guía, y sabe lo que es mejor para ti.

Toñi Puertas, tu psicóloga en Marbella.

Psicólogo colegiado : AO-04919

Deja un comentario