¿Qué es perdonar? o…eres rencoros@

Perdonar significa disculpar a alguien que nos ha ofendido o no tener en cuenta su falta. En la Biblia, la palabra griega que se traduce “perdonar” significa literalmente “dejar pasar”, como cuando una persona deja de exigir que se le pague una deuda.

Todos nos  beneficiamos  al  perdonar;  ya sea  perdonar a los demás, o  perdonarte a ti mismo, cosa que ocurre muy a menudo,  al hacerlo te libera del pasado y te permite cumplir con tu verdadero potencial. El perdón permite liberarte de las creencias y actitudes limitantes, liberar tus energías mentales y emocionales para que puedas aplicarlas a la creación de una vida mejor.

¿Cuantas clases de perdón hay?

Existen dos tipos de perdón.

  • Perdón positivo, que consiste en asumir que algo te ha hecho daño y aceptarlo de verdad.
  • Perdón  negativo, en el que el otro es malo, pero, como yo soy bueno, le perdono. En este caso, el perdón está al servicio de la desigualdad, porque el que perdona se siente superior, y a la más mínima lo echa en cara…¿te suena esto?…

En todo acto de perdonar tiene que haber una compensación del daño hecho, por la persona  perdonada  a la que perdona, en ningún caso debe haber una venganza en el sentido contrario , pues la bola se haría cada vez más grande y es cuando entran en juego  los rencores.

Todo esto está muy bien, pero tenemos que tener en cuenta que el perdón en algunos casos  es una imperfección., ya que solo puede existir si no se ha sabido “comprender” en el preciso momento en el que se produce el hecho. Si se comprende en ese momento, no nace la ofensa que luego necesita del perdón para redimirla.

Existe una palabra en tibetano “ Drala”, que significa  : “más allá del conflicto” “más allá de los opuestos” o “más allá de los contrarios” . Expresa una actitud de sabiduría que, si es aplicada a la vida diaria, elimina la mayoría de los conflictos por estar “comprendiendo” desde el principio desde un nivel más evolucionado.

En definitiva antes de ofendernos debemos ponernos en los zapatos del otro, y puede ser que nos ofendamos menos, muchas veces tenemos un mal día y todo nos cae mal, o igualmente es la otra persona la que lo tiene.

la vida es bella”

Deja un comentario