Rencor&Felicidad&Libertad

¿Eres una persona feliz y libre si tienes rencor o resentimiento?

Pues no, si tienes rencor es como si te estuvieras envenenando tú mismo, con el correspondiente sufrimiento.

El rencor es una mala canalización de la ira, sigues en la frustración. Cuando te hacen algo que atenta contra tu persona, ya sea física o moralmente, lo normal es que sufras, que sientas ira, que te sientas humillado,  pero si ese sufrimiento no lo sacas de tu interior, una vez solucionado el tema, se convierte en resentimiento.

«Perdono pero no olvido»

Vives continuamente rememorando el dolor.  Por lo tanto es como si no hubieras perdonado.

 Inconscientemente a veces seguimos al lado de la persona que nos ha hecho daño  para vengarnos  de ella, en lugar de seguir a su lado  por amor, y es aquí donde tenemos que poner en marcha  la honestidad con nosotros  mismo-a .

¿Le quiero, me merece la pena seguir a su lado?

Otras  veces ocurre que la persona rencorosa se convierte en víctima, pero en realidad es un perpetrador-a ,esta persona se encubre bajo el escudo del sufrimiento, para ejecutar su venganza  lentamente.

La persona rencorosa se  enfocan  continuamente en  el dolor, viven  en el pasado, llegando a ser muy hostil, no se beneficia del aprendizaje de lo ocurrido, no busca lo bueno que surge de una situación adversa. Por lo que no disfruta el presente, sintiéndose al mismo tiempo continuamente culpable por ser rencorosa.

“El pasado genera culpa y el futuro ansiedad”

Vivir en el rencor, lo que te hace es ser un gran perdedor, alimentándote de tu odio.

 Se valiente y si la situación no la superas vete, aléjate, vive  el presente, que todos tenemos la obligación de ser feliz, tú también.

Toñi Puertas. Psicólogo en Marbella

Deja un comentario