Síndrome de Wendy

El síndrome de Wendy  lo manifiestan personas, sobre todo  mujeres,  que  necesitan satisfacer y  proteger a su Peter Pan, normalmente es su pareja aunque también puede ser  un hijo.

El Peter pan es un irresponsable y nunca asume las consecuencias de sus actos, enmascarado en una personalidad encantadora, comportándose como un  niño que no quiere crecer ni mantener un cierto compromiso en la vida, viviendo a costa de su Wendy particular que haga lo que haga ella lo salvará.

El problema  base de la Wendy es  una autoestima baja, buscando  constantemente  la aceptación de los demás y con  rasgos de personalidad dependiente, se considera menos, aunque no sea verdad, si abandonara su papel de aguantadora o sufridora saldría todo su potencial, porque en realidad es una persona  muy válida, que no ha llegado a saber o comprender que el amor es más bonito cuando los dos componentes de una relación  son autosuficientes y están juntos porque quieren estar, no se necesitan,  simplemente les encantan estar uno al lado del otro.

Cuando se emparejan una Wendy con un Peter Pan se establece una relación desequilibrada que llega a convertirse en desestructurada y normalmente  termina rompiéndose.

Toñi Puertas. Psicóloga en Marbella.

Deja un comentario